Dardo Obras

Mi Obra Gráfica está centrada en la figura humana como protagonista. Me interesa el hombre, su recorrido y relación con el entorno. Hacer un registro de la interacción: donde el hombre construye su habitad y este a su vez lo constituye nuevamente a él. Es en esta Ambivalencia donde cada uno marca al otro y se va descubriendo en cada paso que avanza. Creo en el Humano autocrítico y reflexivo. Comúnmente el Arte es un carnaval dentro de un funeral, que es la realidad; si mi obra habla del desconsuelo es para que lo demás, la vida, sea una fiesta.

sábado, 2 de abril de 2016

La Certeza en el Arte Contemporáneo




La Certeza en el Arte Contemporáneo
No concibo un artista con certeza. Si la tiene, deja por ende ser artífice de un arte contemporáneo. Que tenga un discurso claro, arraigado en bases ideológicas, inmutables es lo que le posiciona claramente a épocas pasadas.
Al definirnos dejamos de ser y eso mismo ocurre con nuestra obra. Si actualmente el arte y los artistas puede ser cualquiera o cualquier cosa, menos aún puede un artistas atarse a un marco teórico o a conceptos absolutistas y menos aun determinar que es arte y esto no.
Si el arte en si a ganado esta libertad, con lo complejos que fue llegar a este punto, debemos entonces situarnos en la esencia de nuestra Era que es La Incertidumbre.
Todavía nos pesa la sombra del modernismo incluso del periodo romántico lo que es comprensible pues la necesidad de trascender es la que nos llevó hasta donde estamos finalmente al retornar a nosotros mismos y vernos tal cual somos: Un lapsus de tiempo. nos volvemos vulnerable y nuevamente nos aferramos a algún absoluto.
El artista de hoy debería estar enemistado de la perpetuidad, tanto de obra como de preceptos. Sospecho enfáticamente de talleres o clínicas artísticas que conducen al camino de lo contemporáneo. No me parece esa necesidad de "contemporización de obra" como búsqueda de aprobación de un grupo intelectual que te imparten ideas propias que los favorecen como profesores de la verdad ante los sin luz.
Me niego a ser alumno de ningún profeta, religión a fé ciega.
Menos en casarme para toda la vida con un estilo, metodología de trabajo o situación de comodidad por necesidad de perpetuar un estilo de vida o estatus impuesto.
Creo en cada proyecto visto como tal, un proceso, una tesis, una interrogante que se responde y se vuelve a reformular en el hacer y no en el repetir métodos de otros.Cada obra puede tener desarrollo distinto, puede desenvolverse en el tiempo, pero no copiarse pues en fin que gracia tiene ser un imitador. de uno o de otros.
Tampoco vale como te vean los demás pero al que menos hay que tomar en cuenta es a si mismo: muchos han de creerse con inventiva, creativos y novedosos, y lo mejor de nuestro tiempo que todo ya esta hecho. A muchos esto les pesa.
La gracia es ser parte de un desarrollo, como humanos y posicionado en el momento actual en que somos ejecutores de nuestra existencia o la mas penosa destrucción ya que solo en nuestra memoria histórica podemos encontrar lo que nos ayudara a estar algún tiempo más en el presente o desaparecer para siempre. Lo único absoluto es la muerte y lo que venga después ya no depende nosotros. ¿Nuestra obra podrá tener esta esencia? o sucumbir en el intento.

Por Dardo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario