Dardo Obras

Mi Obra Gráfica está centrada en la figura humana como protagonista. Me interesa el hombre, su recorrido y relación con el entorno. Hacer un registro de la interacción: donde el hombre construye su habitad y este a su vez lo constituye nuevamente a él. Es en esta Ambivalencia donde cada uno marca al otro y se va descubriendo en cada paso que avanza. Creo en el Humano autocrítico y reflexivo. Comúnmente el Arte es un carnaval dentro de un funeral, que es la realidad; si mi obra habla del desconsuelo es para que lo demás, la vida, sea una fiesta.

viernes, 8 de abril de 2016

El Arte de Creerse el Cuento


El otro día estaba sentado en la pileta de Neptuno en la plaza Aníbal Pinto esperando a alguien como muchos. Ahí se coloca un falso predicador que usa parte de la valla como púlpito, claramente era una persona enferma que simulaba dar un sermón.
Vociferando incoherencias varias inteligibles que terminaban en Aménnhh, Diouuu, y laaaa palabraaa que en definitiva era lo único que se le entendía. Era cómico.
Él siempre ensimismado en lo que hacía, gesticulando como si algo importante dijese, haciendo pausas y énfasis en ciertos momentos, sosteniendo su biblia la cual levantaba y que consultaba en cada pausa. hacía como que consultaba.
Continuaba esperando que llegaran mientras tanto disfrutaba de aquella escena hasta que recibí, digamos que, una especie de revelación.
Pensé: "Aquella persona se esta creyendo el cuento".
Siempre me llamó la atención que en cuestión de arte se refiere a un artista, siempre en relación a otros cuando dicen: "Que este si se cree el cuento".
¿Pero qué es creerse el cuento? me preguntaba mientras los onomatopeyas e histriónico amigo perdían importancia ante mis nuevas cavilaciones.
¿Puede alguien acaso mentirse a si mismo? al punto de creerse un cuento y tragarlo. O peor aún hacer que lo demás se lo crean también.
¿Pero esa persona estará totalmente convencida? a 100 por 100.
¿Puedes tener convicciones sobre un cuento sin dudar en absoluto?
Otros dirán que de eso se trata la fe, pero no es acaso fe creer en lo que no se puede ver ni tocar, en abstracciones intangibles e inexistentes en este plano físico. Y por ende la fe no es un hecho más bien un acto constante de reafirmación
No lo puedo creer, porque al final siempre habrá una vocesita que te dirá que es falso o por último incierto. Lamentablemente nuestro amigo de la palabra divina está enfermo por no tener esa voz interior. ¿Será eso la locura?
Una gracia del ser Humano es saber que por más elocuente sea el cuento siempre tendrá conciencia de ese porcentaje incómodamente falso, ausente.
¿Entonces para el artista que es creerse el cuento?
La respuesta no tardó en llegar cuando vi a mi amigo esperando, ahora el, al semáforo para cruzar a mi lado. Llevaba una playera estampada con la pintura de Dalí de los Relojes Blandos, La Perseverancia de la Memoria.
Recordé en un flash una entrevista donde decía: "La única diferencia entre un loco y yo es que yo no estoy loco". Entonces.
Al mismo tiempo que mi amigo cruzaba la calle y se aproximaba en mi cabeza a full (logró que el tiempo avanzara mas lento) llegue a la siguiente conclusión:
El Artista como tal tiene una ventaja ante los demás que no se dedican a ser lo, incluyendo al enfermo mental.
Que es crear su propia realidad. O de recrearla de la ya existente.
Tal vez esto no te libera de ser Artista y loco a la vez, quienes se descompensan
será tal vez porque sus sueños se vean turbados. muchos pasaran desapercibidos en esta combinación justificado todo su actuar por ser artistas.
He de ahí de la importancia de la frase de Dalí. El se permitió soñar y hacer sus sueños realidad. Siendo lo segundo lo más difícil de conseguir para muchos.
Ser Artista entonces es ser capaz de hacer realidad la materia intangible del sueño.
De ahí radica la actitud de creerse el cuento.
Cuando por fin logra llegar a mi lado mi amigo me dice:
- Disculpa, llegue muy tarde. 
-No, tranquilo, llegaste justo a tiempo.

 
Por Dardo

No hay comentarios:

Publicar un comentario